LUEGO DE UNAS SEMANAS ocupadas y ajetreadas, volvemos a volcar en este espacio, casi de manera catárquica, la pasión que uno tiene por el deporte de la globa.

Pasó una nueva Copa del Mundo (la que coronó a España en la gesta sudafricana) y nuevas temporadas y torneos están comenzando en la liga local (tanto en la Primera División como en las divisionales menores de la Argentina). Todo vuelve, todo se recicla, equipos ascienden, equipos descienden. La pasión sigue estando, inalterable, y el amor enfermizo que el futbolero de ley tiene no se esfuma por el andar momentáneo del equipo de sus amores.

Por ese sentimiento, y en honor al hincha, que casi religiosamente sigue fiel al escudo y a la casaca de su club, siempre brindamos cuando la pelota, empieza a rodar nuevamente. Porque en el balompié todos los partidos empiezan cero a cero y siempre hay una nueva chance de reescribir la historia.

por AleCanaya